Inicio >> Listado de Premiados >> Premiados
J. L. Leal /ICAL - La física María del Rosario Heras
ZAMORA - 25 ANIVERSARIO - PREMIADOS
Domingo, 15 de Diciembre de 2013 -

Premios Ical (Zamora). María del Rosario Heras: “Las empresas españolas todavía no usan el potencial investigador de los españoles”

Juanma de Saá - La jefa de la Unidad de I+D sobre Eficiencia Energética en Edificación del Ciemat defiende la calidad del trabajo de los físicos españoles

Hay un grupo selecto de personas que rezuma autoridad. En algunos casos, de un modo ominoso, por la ostentación de un cargo, y en otros por una actitud ante la vida que genera magnetismo en el interlocutor. Al último grupo pertenece la física experimental María del Rosario Heras Celemín (1950), zamorana estrechamente vinculada a Medina del Campo (Valladolid) que es una de las máximas autoridades en el ámbito internacional en eficiencia energética. Ha dedicado gran parte de su vida a estudiar la energía solar térmica, al tiempo que explicaba de un modo cercano a las personas profanas cuanto iba averiguando. Investigación y docencia, unidas por una trayectoria impresionante, la llevaron a convertirse en enero de 2010 en la primera presidenta de la Real Sociedad Española de Física. Charo, como prefiere que la llamen, desarrolla desde hace casi tres décadas su trabajo científico en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), y expone con gran claridad, como docente, su parece sobre temas tan controvertidos como la investigación en España, la deficiente formación de los españoles en eficiencia energética, las malas prisas a la hora de construir edificios y las quiebras del sistema educativo. ¿El futuro de la investigación en España pasa por la relación con la banca y con las fundaciones? La realidad es que las empresas españolas no usan todavía el potencial investigador de los españoles. Prefieren intentar comprar fuera, de momento. Convencer a las empresas de mirar hacia nosotros mismos aún cuesta bastante. Los presupuestos que se dedican a investigación proceden de subvenciones y préstamos, muchos de los cuales no se cubren porque las empresas no apoyan el trabajo de los investigadores españoles. De todas formas, en mi caso particular no puedo quejarme, ya que en cualquiera de los proyectos en los que participo hay empresas vinculadas.